5 planes que convertirán el verano de tus hijos en una aventura

Consejos para disfrutar al máximo las vaciones

20180628085305.planes_verano_hijos_aventura_colegio_san_cristobal_castellon

Comienzan las vacaciones escolares y con ellas el reto de muchos padres de cómo afrontar el tiempo libre de sus hijos. Los más afortunados harán coincidir sus días de descanso con las vacaciones de los pequeños y otros, tendrán que hacer malabares para poder trabajar y disfrutar del tiempo libre con los niños.

Los peques comienzan el verano con mucha energía y ganas de hacer cosas y de disfrutar de cada actividad, más allá de los deberes, los estudios y la rutina del resto del año.

Por ello, pasar todo el día con los niños puede ser un plan increíble si pensamos en una actividad que les divierta y nos haga disfrutar a nosotros también. El verano es una época fantástica para divertirse en familia y hacer juntos todo aquello que, por falta de tiempo, no hemos podido hacer durante el año.

Así que ¡manos a la obra! Piensa en todo aquello que te gustaría vivir este verano con tus pequeños, en lo que puede hacerles ilusión y disponte a convertir estos meses en una auténtica aventura para ellos.

 

Planes para disfrutar del verano en familia


1. Visitar un parque acuático. Un plan refrescante y divertido, el agua siempre es una buena opción para los niños en verano, les encanta jugar en ella y en la Comunitat Valenciana hay diversas alternativas para ello: Aquarama (Castellón), Aquopolis (Cullera) o Aqua Natura (Benidorm) son algunas de ellas. Elegid aquel que más se ajuste a vuestras preferencias, preparad la crema protectora, el sombrero y el bañador y lanzaros a la aventura de pasar un día entre piscinas, toboganes y atracciones acuáticas para todas las edades.

 

2. Campamentos de verano. Los hay de aventuras, deportivos, de idiomas, en la montaña, en la playa, y adaptados a todas las edades. En los campamentos, los niños pasan unos días inolvidables realizando múltiples actividades divertidas, al tiempo que aprenden a ser más responsables con las tareas domésticas y valores muy positivos como el compañerismo, la convivencia o la tolerancia. Son una forma muy saludable de diversión y el lugar donde tu hijo se relacionará con otros niños y mejorará su comunicación.

 

3. Excursiones en barco. Navegar con niños es una experiencia increíble y adecuada para niños de entre 4 y 12 años. Una travesía en velero es una de las formas más especiales de disfrutar de la naturaleza, del mar y contemplar las espectaculares vistas que ofrece la costa. Además, podéis aprovechar la ocasión para enseñar a vuestro hijo todo aquello relacionado con la navegación, la meteorología, electrónica, etc. Es suficiente con echar un vistazo en la red para encontrar una amplia oferta de empresas que ofrecen servicios de excursiones en barco (veleros, catamaranes, ferrys) y encontrar aquella actividad más adecuada a la edad y gustos de la familia.

 

4. Nos vamos de cámping. Sacad vuestro espíritu aventurero, preparad la tienda de campaña y toda la energía para vivir esta aventura. Pasar unos días en contacto con la naturaleza, lejos del estrés y el ruido de la ciudad es una excelente forma de estrechar los lazos familiares. Los niños disfrutan y se divierten al aire libre y podéis planear multitud de actividades para hacer como senderismo, visitas a pueblos cercanos, barbacoas o contar historias bajo las estrellas con la única luz de una linterna.

 

5. Fotografía tu ciudad. Seguro que hay lugares y rincones de tu ciudad que todavía no conocéis. El verano es un momento perfecto para, mapa y cámara fotográfica en mano, salir a explorar vuestro territorio. Sentiros turistas por un día en vuestra propia ciudad y aprovechad para haceros fotos juntos en los lugares más visitados o emblemáticos de la misma. Será un recuerdo para toda la vida.

 

Y vosotros ¿qué planes tenéis para este verano?

 

Joanna Casas

 

 Categorías: