8 consejos para viajar con bebés

Una buena planificación del viaje ayudará a que sea más llevadero

20170627115452.consejos_para_viajar_con_bebes

La llegada de un bebé a la familia te cambia la vida, de eso no hay duda… pero ¿quién ha dicho que no se pueda disfrutar (aunque sea de forma distinta) de eso que tanto os gusta? Como por ejemplo ¿viajar?

Probablemente, si sois unos papis viajeros, más de una vez hayáis tenido que oír eso de “ahora con el bebé se acabó lo bueno”, “uy, con los niños ya no vais a poder viajar como hasta ahora”, etc.

Olvidaos de los comentarios de la gente. Si estáis preparando vuestras primeras vacaciones en familia, os damos unos consejos prácticos para que podáis disfrutarlas al máximo.
 

Consejos para viajar con niños
 

1. Planificación y organización. Cuando viajas con niños es muy importante tenerlo todo controlado, no se puede dejar nada “a la aventura”. Con una ruta y una planificación adecuada antes de salir de casa, evitaréis contratiempos y sustos inesperados.
 

2. Elegid un destino adecuado para los niños. Si viajáis con bebés, lo más aconsejable es elegir un destino dentro de España y no muy lejano. De esta forma podéis ir viendo como os desenvolvéis con el bebé fuera de casa y aumentar la distancia y el tiempo en los próximos viajes, conforme vayáis cogiendo confianza.
 

3. La salud es lo primero. Al igual que hacemos los adultos, es aconsejable llevar un pequeño botiquín con las medicinas básicas que pueden necesitar los niños y un termómetro digital. Es muy importante llevar siempre la Tarjeta Sanitaria Europea ya que, si viajáis por Europa, os aseguráis la asistencia de urgencia en caso de que hiciese falta. Si vais a viajar a alguna otra parte del mundo, informaros sobre si es necesaria alguna vacuna o recomendación especial.
 

4. La seguridad durante el viaje. Si vais a viajar en coche, utilizad dispositivos de seguridad homologados y cumplid con las normas de seguridad vial. Si por el contrario, vais a utilizar cualquier otro tipo de transporte, como por ejemplo el avión, normalmente estos ya disponen de sistemas de retención adecuados tanto para niños como para bebés.
 

5. Procurad viajar de noche. Si no dependéis de los horarios de compañías de transporte, será mucho más fácil si lo hacéis mientras el niño duerme. Del mismo modo, es importante tener en cuenta el jet lag si vais a visitar países con diferencia horaria. En este caso, puede ser interesante ir ajustando el horario de sueño del niño unos días antes de la salida.
 

6. Planificad juegos durante el viaje. Es normal que si el viaje dura varias horas, el niño se aburra y se sienta incómodo. Podéis utilizar pequeños juguetes, cuentos o canciones para tratar de entretener a los más pequeños, u otros objetos como DVD o videojuegos, para los niños más mayores.
 

7. Ponedles ropa cómoda durante el viaje. Olvidad los ‘por si’ y haced la maleta con la ropa más básica, funcional y estrictamente necesaria, es decir, aquella con la que el niño se sienta más cómodo.
 

8. Preparad algo de comida y bebida. Salir preparados de casa con algo de fruta, snacks, alguna galleta y, sobre todo, agua, os puede sacar de más de un apuro. No obstante, es recomendable realizar paradas, al menos cada dos horas para que el niño pueda descansar o comer algo fuera del coche.


Como todo en la vida, nadie dijo que fuese fácil, pero seguro que merece la pena. Sacar a los niños de su entorno habitual, al principio, puede resultar complicado, pero tened paciencia, veréis como, poco a poco, vuestros hijos van acostumbrándose y podréis seguir disfrutando de muchas aventuras en familia.

Joanna Casas

 Categorías: