¿Contribuimos a eliminar la discriminación?

20190320101717.contribuimos_a_eliminar_la_discriminacion_colegio_san_cristobal_castellon

El día 21 de marzo se conmemora desde 1966 el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial. Tres años más tarde, en 1969, se desarrolló la Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial. Desde entonces las cosas han cambiando mucho: se han eliminado leyes racistas, se abolió la esclavitud y el apartheid pero aún perviven formas de racismo en nuestro entorno cercano.

Aunque la educación para la igualdad, la paz y la no discriminación debe realizarse todos los días del año, el 21 de marzo tenemos una oportunidad extraordinaria para contribuir a que nuestras hijas e hijos rechacen las distintas formas de racismo, discriminación racial, xenofobia e intolerancia y comprendan la diversidad de personas que existen y cómo así se enriquece nuestra cultura.

"Espero que las personas finalmente se den cuenta de que solo hay una raza —la raza humana— y que todos somos miembros de ella"

Margaret Atwood

En este artículo os proponemos algunas actividades para conmemorar este día en nuestras casas:
 

  1. Familias diversas

Una actividad entretenida para realizar con las y los más pequeños de la casa puede ser tan simple como hacer unos recortables con personas de diferentes culturas y edades y componer familias. Después nos inventaremos su historia. Una oportunidad para analizar cuáles son los estereotipos que poseen y reducirlos a partir de nuestra composición de una familia diversa en la que la historia girará en torno al respeto y el cariño dentro de la familia.
 

  1. Culturas diferentes en todo el mundo

Un mapamundi o un atlas nos pueden servir de ayuda para identificar rasgos culturales diferentes a los propios. Podemos utilizarlos para elegir un país, un continente e intentar describir cómo son las personas que viven en esa zona del mundo, cómo se visten, qué comen, cuál es su religión mayoritaria, su forma de gobierno... La complejidad puede ser tan grande como queramos o la edad y desarrollo de nuestras hijas e hijos nos permita.
 

  1. Jugamos en todo el mundo

Reconocer que en otras partes del mundo se juega a los mismos juegos puede resultar una opción interesante para mostrar aquello que nos une en lugar de lo que nos diferencia. Un ejemplo: la rayuela.
 

  1. Revisamos nuestro lenguaje

Nuestra lengua está plagada de expresiones discriminatorias que debemos analizar y, por supuesto, evitar porque reflejan actitudes racistas, xenófobas… Os proponemos solo cuatro para empezar:

  • Trabaja como un negro
  • Va vestido como un gitano
  • Es un cuento chino
  • Ladrón de guante blanco
     
  1. Tarde de cine

¿Qué os parece una sesión de cine con alguna película que nos permita analizar los conflictos raciales? Os proponemos algunas posibilidades que podéis seleccionar en función de la edad de vuestros hijos o hijas.

Unas palomitas para ver la película y una conversación después sobre qué ocurre, por qué se discrimina en cada caso (ser emigrante, tener una discapacidad, ser mujer, ser negra o negro, ser transexual, ser judío o judía…) puede ser una buena opción.

Desde la página web de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) nos proponen algunas alternativas para combatir el racismo en nuestra comunidad, podéis acceder desde este enlace.

Realicemos cualquiera de estas u otras actividades, tengamos presente cuál es el tema elegido para este año: 'Aplacar y atajar el auge del populismo nacionalista y las ideologías supremacistas extremistas'.

Un apunte más: el día 21 de marzo es también, desde el año 2011, el Día Mundial del Síndrome de Down. ¿Creéis que existe discriminación hacia este colectivo? Una buena pregunta para hacerla en casa, ¿verdad?

 

Yolanda Lorenzo @Yoloren

 Categorías: