El uso responsable de WhatsApp por menores

Consejos sobre la utilización segura de esta aplicación

20170703115625.uso_responsable_whatsapp_menores

WhatsApp es la herramienta de comunicación instantánea con mayor número de personas usuarias. Una aplicación que carece de controles sobre la edad de quienes la usan, así que si tu hija o tu hijo se encuentran en el grupo de 212.598 menores entre 10 y 15 años* que tienen teléfono móvil en la Comunidad Valenciana, si tiene instalado WhatsApp y te planteas preguntas sobre si es “normal” el número de veces que la consultan; cómo puedes saber si están haciendo un uso responsable y, sobre todo, seguro; o si esta aplicación tiene riesgos específicos a los que prestar atención, entonces… ¡te damos algunos consejos para resolver tus dudas!
 

Asegura y cuida tu privacidad

O, lo que es lo mismo, comprueba quién puede ver la información personal (desde el menú, opción ajustes / privacidad), la hora en la que se ha conectado por última vez, la foto de perfil o el estado.

Las opciones de privacidad que incluye son escasas: “todo el mundo”, exclusivamente los “contactos” o “nadie”. Conviene elegir la opción más adecuada teniendo en cuenta que si, por ejemplo, seleccionamos “nadie”, la familia tampoco podrá verlo. La elección conjunta, el consenso y la explicación de cada posibilidad son parte de una buena estrategia para mostrarles cuáles son las ventajas y riesgos de cada alternativa. Debe recordarse que existen más de 1200 millones de teléfonos usuarios de WhatsApp y que su uso irresponsable estará abriendo la puerta a información a cualquiera de esas personas.

Es importante prestar atención a la pestaña “estados”, desde ella se pueden compartir imágenes o vídeos cortos durante 24 horas con… ¿quién? Pues con toda la lista de contactos pues su visibilidad es, por defecto, “pública”, es decir, si no se modifica. Cambiarlo es sencillo: desde los tres puntos que aparecen en la parte superior de la pestaña (el menú), en la opción “Privacidad de estados”, podremos elegir entre:

  • Mis contactos
  • Mis contactos, excepto…
  • Solo compartir con…
     

Comparte con sentido común

Es fundamental aplicar el sentido común y compartir la información, conversaciones, comentarios, fotografías o vídeos en WhatsApp (al igual que en cualquier otra red) que también compartiríamos “cara a cara”. Por ello, deberemos procurar que cada menor entienda que es necesario:

  • Mantener la información privada a salvo, como el hecho de que vuestra casa se quedará vacía unos días porque os vais de vacaciones.
  • Proteger la propia intimidad y entender que si enviamos una foto íntima por cualquier medio estamos perdiendo el control sobre ella. Quien la recibe puede difundirla, reenviarla…
  • Mantener la confidencialidad de las conversaciones y que no se deben compartir o reenviar a otras personas. “No quieres que Juan le diga a Marcos lo que le has contado ¿verdad? ¡Pues no lo hagas tú!"
  • Demostrar educación y “etiqueta”, evitando el envío constante fotografías, memes, chistes… que saturen a los contactos así como los comentarios y la información ofensiva que puedan, además, constituir un delito.
     

La familia, el modelo que seguirán

Como responsables de menores y adolescentes debemos tener presente que somos sus modelos y que, seguramente, copiarán nuestros comportamientos. Así que, si constantemente comprobamos si tenemos un mensaje o si han leído el que enviamos; compartimos o recibimos fotografías y vídeos o “pinchamos” en cualquier enlace que recibimos; saben que nunca borramos nuestras conversaciones, que añadimos personas a grupos sin pedirles permiso… ¿cómo creéis que actuarán nuestros hijos e hijas?

Actuemos como modelos adecuados y demostrémosles que:

1.       Solo añadimos a personas que realmente conocemos a nuestra lista de contactos.

2.       “Limpiamos” la lista de contactos con cierta regularidad.

3.       Bloqueamos, sin miedo, a las personas que nos ofenden o, simplemente, no nos interesan.

4.       Comprobamos la privacidad de nuestra cuenta.

5.       No compartimos cualquier información.

6.       Nuestras relaciones sociales, digitales o presenciales, se basan en el respeto y la educación.
 

Escrito por: Yolanda Lorenzo


*INE; “Uso de TIC de niños de 10 a 15 años en los últimos 3 meses por sexo, hábitat, tamaño del hogar, ingresos mensuales netos del hogar al que pertenecen y principales variables” en la Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los hogares 2016

 

 Categorías: