Los alumnos de 4 años se convierten en artistas

A través del dibujo los niños aprenden pensamiento y emociones tanto positivas como negativas

20191217102841.photo_1553419096_efeafe17bbb7

En la sesión de emociones, los alumnos de cuatro años se convierten en artistas para crear dos grandes obras. En una de las obras dibujan cosas que no les gustan: cosas que les dan miedo (emoción midú), les hacen enfadar (emoción dado), les hacen sentir rabia (emoción rabín)... Y en la otra obra dibujar cosas que sí les gustan: cosas que les hacen sentir felices (emoción feliciti), entusiasmados (emoción tusi), etc. 

A través del dibujo los niños y niñas aprenden pensamiento y emociones tanto positivas como negativas.

 Categorías: ,