Seis 'terroríficas' recetas para la noche de Halloween

20181030093256.terrorificas_recetas_para_la_noche_de_halloween_colegio_san_cristobal_castellon

Halloween, también conocido como 'Noche de las brujas' o 'Noche de los difuntos', es una tradición celta muy arraigada en países como Estados Unidos, Irlanda o Reino Unido, aunque es cierto que cada vez tiene más seguidores en nuestro país, sobre todo entre los más pequeños.

Y es que Halloween es sinónimo de diversión, disfraces, bromas o decoración terrorífica y ésta puede ser la excusa perfecta para sacar el niño que llevas dentro, convertir vuestra casa en un perfecto 'terrorífico' lugar, caracterizaros como ese personaje de vuestra peli de miedo favorita y, cómo no, pasarlo de miedo cocinando con vuestros hijos.

Os aseguramos que a los más pequeños de la casa les encantará hacer las recetas más 'sangrientas' y divertidas que jamás hayan cocinado, una experiencia divertida que convertirá la noche del 31 de octubre es una noche muy especial.

Por ello, os proponemos algunas sencillas y 'terroríficas' recetas, que no os llevará mucho tiempo realizar y que pueden convertirse en el menú perfecto para esa reunión de pequeños brujos y brujitas.

 

1. Crema de calabaza

Ingredientes:

Calabaza

Patatas

Aceite de oliva

Sal

Vaciamos una calabaza pequeña y reservamos la corteza. Con el relleno, le quitamos las pepitas y lo ponemos a cocer junto con las patatas y un poquito de sal. Cuando esté cocido, trituramos todo y añadimos un chorrito de aceite de oliva. Por último, servimos la crema en la corteza que habíamos vaciado.

 

2. Cerebro de zombie

Ingredientes:

8 huevos

Kétchup o salsa de tomate

Aceite de oliva

Un poquito de sal

En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva y, cuando esté caliente, vertemos los huevos y la sal y removemos hasta que estén bien cuajados. Después los ponemos en un plato y añadimos un poco de kétchup o salsa de tomate y mezclamos de nuevo. ¡Ummmm...!, ya tenemos listos unos apetecibles sesos.

 

3. Ojos sangrientos

Ingredientes:

Quesitos pequeños tipo babybel

Kétchup

Aceitunas negras

Aceitunas verdes

Esta receta es súper sencilla. Cortamos en rodajitas las aceitunas y después, sobre cada uno de los quesitos, ponemos un trozo de aceituna negra y, sobre éste, uno de aceituna verde para formar el iris y la pupila del ojo. Por último, con el kétchup iremos dibujando sobre el queso pequeños hilitos a modo de venas hasta dar forma a esos terroríficos ojos.

 

4. Dedos cortados

Ingredientes:  

Salchichas tipo Frankfurt

Kétchup o salsa de tomate

Almendras laminadas

Lo primero que haremos es cortar uno de los extremos de la salchicha haciendo un corte irregular. En el extremo opuesto, colocamos una almendra a modo de uña y realizamos cortes a lo largo de la salchicha para imitar la forma de los dedos. Por último, echamos unas gotitas de kétchup sobre ellas para simular la sangre.

 

5. Arañas de gelatina

Ingredientes:

Gelatina de sabores tipo Royal

Arañas o gusanos de golosina

Elaboramos la gelatina siguiente las indicaciones y, posteriormente, usando una cubitera, vertemos un poco de gelatina, colocamos la golosina y cubrimos de nuevo con gelatina. Dejamos enfriar para que se cuaje y desmoldamos.

 

6. Fantasmas de mantequilla

Ingredientes:

200 gr. de harina

100 gr. de mantequilla

50 gr. de azúcar

2 huevos

Un vaso de agua

Un poquito de sal

Mezclamos todos los ingredientes en un bol hasta conseguir una masa homogénea. Hacemos una bola con la masa y la dejamos reposar en la nevera durante una hora. Posteriormente, extendemos la masa sobre la encimera y la cortamos usando los cortamasas o moldes en forma de fantasma u otra forma que nos guste. Por último, extendemos las galletas sobre una bandeja y las horneamos a 200º durante 15 minutos.

Para terminar, solo tenemos que decorarlas como más nos guste, utilizando chocolate blanco, fondant o simplemente azúcar glass.

 

 Joanna Casas

 Categorías: